"La verdad os hará libres", así inicia el comunicado de los obispos. Foto: CEN 

Las amenazas son de parte de Medios de Comunicación oficilistas y perfiles anónimos en las Redes Sociales

Obispos de la CEN denuncian amenazas de muerte y campaña de desacreditación en su contra

/ / Nuestra Iglesia

La tarde de este martes, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), publicaron un comunicado donde denuncian ante el pueblo de Dios que han sufrido una campaña de desacreditación y graves amenazas de parte de medios de comunicación oficialistas y simpatizantes del gobierno.

En el comunicado que fue publicado a través de las redes sociales, los obispos expresan que Nicaragua está sufriendo “una de las peores crisis de su historia, tras la cruda represión por parte del gobierno de Nicaragua que trata de evadir su responsabilidad como principal actor de las diversas agresiones”.

Además, expresaron que siendo ellos los encargados de ser mediadores y testigos del diálogo nacional siempre buscarán la verdad ante todo: “Estamos llamados  proponer y promover todas las vías posibles para alcanzar la tan deseada democratización del país, por tanto, es nuestro sagrado deber pronunciar la Palabra Verdadera, que nos haga libres”, expresaron.

Los obispos denuncian las amenazas de muerte y la campaña de desacreditación en contra  sacerdotes y Obispos, especialmente de Mons. Silvio José Báez Ortega, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, quién denunció públicamente desde el inicio la represión contra el pueblo de Nicaragua:

“Nos vemos  a la urgente necesidad de informar a nuestro pueblo sobre el descrédito y las amenazas de muerte de la que estamos siendo objetos obispos y sacerdotes, particularmente nuestro buen hermano Mons. Silvio José Báez Ortega, OCD., obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua”

Los Obispos señalan a periodistas de los medios de comunicación oficialistas y  cuentas anónimas en las redes sociales: “Ataques orquestados  través de periodistas y de medios de comunicación oficialistas y cuentas anónimas en redes sociales como Facebook y Twitter”, denunciaron.

Advirtieron a los agresores de que si se ataca  un Obispo o a un Sacerdote, se ataca  toda la Iglesia y que a pesar de las amenazas no renunciarán en su apoyo al pueblo nicaragüense: “No renunciaremos  acompañar en esta hora decisiva al pueblo nicaragüense que ha salido  las calles a reclamar sus justos derechos”.

El comunicado finaliza con una exhortación, “No basta pedir la paz, sean constructores de paz”.

SUBIR